Universidad de Concepción - UdeC Universidad de Concepción - UdeC CYTED msanchez@udec.cl
Chile
       
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]

Consejo Nacional de Producción Limpia

induambiental

CONAMA

CONICYT

SINIA

SERNAGEOMIN

DIMET

World Coal Insitute


m

Desarrollo Sustentable

El concepto de desarrollo sustentable se hizo conocido mundialmente a partir del informe “Nuestro Futuro Común”, publicado en 1987 con motivo de la preparación a la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, realizada en Río de Janeiro, Brasil, en 1992. El informe fue también conocido como Informe Brundtland, debido a que la Comisión encargada de su publicación fue liderada por la ex ministra noruega Go Harlem Brundtland.

La Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo, establecida por las Naciones Unidas en 1983, definieron el desarrollo sustentable como el “desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las capacidades que tienen las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades”. En Chile se utiliza la palabra “sustentable” como un anglicismo de la palabra “sustainable”, referida a algo capaz de sostenerse indefinidamente en el tiempo sin agotar nada de los recursos materiales o energéticos que necesita para funcionar. Por esta razón, también muchos autores y publicaciones extranjeras hablan de “sostenible”.

El desarrollo sustentable implica pasar de un desarrollo pensado en términos cuantitativos - basado en el crecimiento económico - a uno de tipo cualitativo, donde se establecen estrechas vinculaciones entre aspectos económicos, sociales y ambientales, en un renovado marco institucional democrático y participativo, capaz de aprovechar las oportunidades que supone avanzar simultáneamente en estos tres ámbitos, sin que el avance de uno signifique ir en desmedro de otro. Es lo que algunos académicos y autoridades han comenzado a llamar el “círculo virtuoso del desarrollo sustentable”, basándose en casos donde se han logrado superar los antagonismos entre crecimiento económico, equidad social y conservación ambiental, reforzándose mutuamente y con resultados satisfactorios para todas las partes involucradas (win-win, es decir, todos ganan).

Para que el reforzamiento mutuo entre estos aspectos ocurra son necesarias la motivación y la capacidad de innovación generalizada, propia de un sistema donde conviven una economía de mercado y una democracia política. Lograrlo no es tarea fácil y en algunos casos implicará sacrificar un objetivo en favor del otro (trade off, es decir, negociar), sobre todo en países donde la superación de la pobreza y la satisfacción de las necesidades básicas son la principal prioridad, a pesar de que ello signifique la depredación de sus ecosistemas.

Las diferencias entre países hace que el desarrollo sustentable sea aún una meta muy lejos de alcanzar para muchos de ellos. Aunque los países industrializados, especialmente los nórdicos, están más avanzados, todavía existen países ricos que se resisten a asumir conductas productivas y un estilo de desarrollo más sustentables. Los países más pobres, a su vez, sufren las consecuencias de la “huella ecológica” que deja la exportación de sus materias primas y recursos naturales (bosques nativos, minerales, fuentes energéticas, productos agrícolas, praderas y ganados) a lugares como Europa, Japón o Estados Unidos. Estos últimos disponen de los recursos económicos y humanos, y de los conocimientos necesarios para desarrollar las tecnologías que permiten industrializar y comercializar los productos provenientes del mundo en desarrollo, obteniendo la mayor ganancia que resulta de agregar valor a los recursos naturales. Dada esta asimetría, aumentan las diferencias sociales y ambientales entre los países ricos y pobres.

Política Ambiental para el Desarrollo Sustentable en Chile

En 1998 se definió la Política Ambiental para el Desarrollo Sustentable, inspirada en los principios de integración y participación. El primero se refiere a la necesidad de incorporar la dimensión ambiental en las políticas públicas, entendiendo que la gestión ambiental es transversal, y debe orientarse hacia lograr calidad de vida, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo productivo.

El segundo principio, asegura la participación ciudadana en el proceso de desarrollo sustentable, cautelando los intereses colectivos e individuales. El documento “Una Política Ambiental para el Desarrollo Sustentable” presenta la política del Gobierno de Chile en materia ambiental, consecuente con lo realizado desde el año 1990.

Ejemplos de Desarrollo Sustentable en Chile - La política medio ambiental del estado de Chile se inspira en el concepto de desarrollo sustentable, que busca conjugar el crecimiento económico con la protección del medio ambiente, este concepto se define como “el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo de la calidad de vida de las personas, fundado en medidas apropiadas de conservación y protección del medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de las generaciones futuras”. En este sentido, la protección ambiental no puede plantearse como un dilema frente al desarrollo, sino como uno de sus elementos. Por tanto, para el país son desafíos ambientales permanentes el perfeccionar la legislación, prevenir y recuperar daños por contaminación de aire, agua o suelo; fomentar la protección del patrimonio y uso sustentable de los recursos naturales; introducir prácticas ambientales en el sector productivo; incentivar la participación ciudadana y desarrollar nuevos instrumentos de gestión ambiental, entre otros. La Ley de Medio Ambiente se dictó en 1994. Allí se establecen los criterios institucionales y regulatorios para orientar las acciones del Estado, del sector privado y de la ciudadanía en esta materia. Los avances ambientales registrados en Chile durante los últimos años, tanto en la institucionalidad como en acciones concretas de protección y descontaminación, reflejan que es posible alcanzar un desarrollo sustentable. Esto genera un círculo virtuoso en que un mayor crecimiento económico permite, al mismo tiempo, una mayor protección del medio ambiente. Por esta razón, el país se ha transformado en un referente regional en materia ambiental, como también entre países que exhiben un desarrollo económico similar. Chile tiene claro que un crecimiento basado en procesos de producción limpia (que se refleja en aspectos como el cumplimiento de las normas, evaluación ambiental de los proyectos de inversión, y la protección y recuperación ambiental) constituye una oportunidad para los desafíos de desarrollo planteados. El estado del medioambiente de un país depende fuertemente de la regulación ambiental existente y de su estado económico y legal. Sin desconocer que nos enfrentamos a importantes desafíos, el trabajo realizado en la última década permite que en Chile hoy las reglas ambientales sean claras para todos los actores, permitiendo un mejor escenario para la inversión con una consiguiente mejora en la calidad de vida.

Agenda 21

Gobierno de Chile - Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible Johannesburgo - Informe Nacional República de Chile.






ALFATECLIMIN - Tecnologías Limpias en la Indústria Minero-Metalúrgica © 2007 * Marco Legal - América Latina